La historia de Jeong Kwan, la culinaria monja budista

Antes de irnos de vacaciones, nos queremos despedir con un extracto de un interesante artículo de la revista ‘Korea’.

Si alguna vez habéis realizado una estancia en un ‘Temple Stay’ en Corea, habréis podido observar que en el menú la carne está absolutamente excluida. Hoy os vamos a contar la historia de Jeong Kwan, una monja budista desde los 17 años que tuvo su trampolín a la fama de mano del chef Eric Ripert, quien en un viaje a Corea visitó el templo y la conoció, tras lo cual quiso enseñársela al mundo con su programa ‘Avec Eric’ como escaparate. Jeong Kwan reside en Cheonjiam, un retiro cerca de del monasterio de Baegyangsa, en el Parque Nacional de Naejangsan, donde se encarga de las tareas de cocina. Empezó aprendiendo de los monjes mayores, tras lo cual ya pudo “sacar ideas propias”, según afirma. Para ella, la comida no es simplemente el producto necesario para subsistir, sino que considera que la “es una herramienta para cambiar el corazón de las personas” ya que “cuando una persona prepara la comida con un corazón feliz, lúcido, sano, un corazón sin rabia, la comida se mueve con el corazón de la persona que la prepara, dependiendo de los ingredientes”. También afirma que al hacer comida, también “se deben tomar consideraciones espirituales” como de dónde provienen los alimentos, cómo hay que preparar el plato o cómo se debe comer el plato para que el cuerpo sienta más paz y retenga la mayor energía espiritual posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s